La desagradable sensación de mareo que sentimos cuando tenemos miedo a las alturas es popularmente conocida como vértigo, pero desde el punto de vista médico es fobia a las alturas. Este vértigo se produce ante una gran altura, cuando los pies y las manos están en contacto con una superficie. En el parapente no se da esta situación y, aunque se vuela a una altura considerable, la sensación de vértigo es nula.
Esto es así porque mientras volamos en parapente nos faltan referencias espaciales, es decir, no tenemos referencia con el suelo ni con ningún punto fijo, sino que estamos deslizándonos por el aire.
La inmensa mayoría de las personas no se marea, pero siempre hay gente más sensible que otras. Es recomendable no beber alcohol, ni comer en exceso antes de volar y venir bien descansado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies